acerca de nosotros

Somos una pequeña congregación de aproximadamente 160 miembros, que nos reunimos para alabar y glorificar el nombre de nuestro Dios.Somos un grupo de personas redimidas de nuestros pecados por la sangre de nuestro Señor Jesucristo. Somos personas que buscan moldear su forma de vida a la que el mismo Dios diseñó para que anduviéramos en ella.Somos nuevas criaturas que quieren compartir el cambio, la razón de nuestra transformación. Personas que hemos pasado de la muerte a la vida, gracias a la sangre de nuestro Señor Jesucristo.Somos simplemente cristianos, no somos alguna denominación; no tenemos un nombre como iglesia sino que nos referimos a los miembros como cristianos, y al total de ellos como la iglesia que pertenece a Cristo.

Continue Reading


¿QUIÉN ES ESTA IGLESIA?

Quizás esta es la pregunta que usted se hace al momento de visitarnos. Pues bien, la iglesia de Cristo no es una denominación más, ni una secta como muchas de las que existen hoy en día. No somos evangélicos o protestantes, ni pentecostales o carismáticos, sino solamente cristianos. La iglesia de Cristo es aquella que nuestro Señor edificó, él dijo en Mateo 16:18: "..edificaré mi iglesia.." Él edificó sólo una iglesia y no muchas, y menos con tantas divisiones y falsas doctrinas como las que abundan en nuestros días. La frase "iglesia de Cristo" no es nuestro nombre, sino que nos identificamos de esta manera, porque pertenecemos a Cristo y no a los hombres. Somos la iglesia de Cristo porque él es su Salvador (Efesios 5:23), él la edificó (Mateo 16:16); la ganó y la rescató con su sangre (1 Pedro 1:19; Hechos 2:28).

Su Cabeza

La iglesia de Cristo no tiene cabeza humana como las sectas, sino que, su cabeza y líder es el Señor Jesucristo (Efesios 5:23). Tampoco tiene credos humanos o tradiciones, ya que, solamente se guía por el Nuevo Testamento como regla de fe y práctica. El Antiguo Testamento lo estudiamos porque en él encontramos enseñanzas prácticas para nuestra vida, pero no intentamos sujetarnos a mandamientos, formas y medios de adoración que en él encontramos.

Solamente Cristianos

Esta iglesia se identifica con un título divino y no humano. Los miembros son solamente cristianos, sin usar otros calificativos tales como Pentecostales, Bautistas, Carismáticos, Presbiterianos, Católicos, Metodistas, Evangélicos y muchos más. Ellos son identificados como cristianos, ya que así fue como Dios identificó a su pueblo: cristianos (Isaías 62:1, 2; Hechos 11:26; 26:28; 1 Pedro 4:16). En la Biblia usted leerá de cristianos, pero no de Pentecosteses, Bautistas, Metodistas, etc. El apóstol Pablo nos exhorta a no pensar más de lo que está escrito (1 Corintios 4:16) ¿Qué nombre está escrito?...

Su Adoración

La iglesia de Cristo, como desde el principio, persevera en la doctrina de los apóstoles (Hechos 2:42). Usted notará que en nuestra adoración no hay "gritos de júbilo", ni "mujeres predicando", ni "corriendo", ni tenemos "alaridos". Nuestra adoración la llevamos conforme al Nuevo Testamento, es decir, "..en espíritu y en verdad.." y "..decentemente y con orden.." (Juan 4:24; 1 Corintios 14:20)

Ofrendas

Observará que recogemos ofrendas que generosamente los hermanos se proponen dar cada domingo. Lo hacemos así, ya que esto es lo que enseña el Nuevo Testamento (1 Corintios 16:2; 2 Corintios 9:6-8) Las ofrendas que se recogen se usan para el sostenimiento del evangelista, así como para los santos necesitados (1 Cor. 9:14; 16:1; 2 Cor. 2:8; 9:1).

La Cena del Señor

Nosotros participamos de la cena del Señor, "..El primer día de la semana.." (Hechos 20:7). Como puede darse cuenta, lo hacemos de esta manera porque así está registrado en el Nuevo Testamento. Cuando participamos de ella, hacemos memoria del sacrificio de Cristo por el perdón de nuestros pecados (Lucas 22:19, 20; 1 Corintios 11:23-26). 

Nuestra Misión

Nuestra misión como iglesia, es comunicar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo a toda criatura (Marcos 16:16) ¡Incluyéndolo a usted! Cristo dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.. El que creyere y fuere bautizado será salvo (Marcos 16:15, 16) El evangelio es que "Cristo murió por nuestros pecados.. fue sepultado y resucitó al tercer día" (1 Cor. 15:1-4) ¿Leyó esto con atención? ¡Cristo murió por nuestros pecados! Esto le da a usted la oportunidad de ser salvo de la condenación eterna y morar con él por la eternidad. ¿Le interesa la salvación que él le ofrece? Bueno, si esto es así, le invito a que siga leyendo con mucha atención.