Los Amigos "Golondrinas"

Prov. 19:4

¿Alguna vez habías escuchado hablar de los amigos “golondrinas”?, Quizás habías escuchado de los amigos de azúcar y esto es porque se dice de ellos que, nomás los tocan y se deshacen. Pero los amigos “golondrinas” no son así, sino que son como las aves que llevan este nombre. Se dice que las golondrinas aparecen en la época de primavera, y cuando está a punto de llegar el invierno, éstas emigran al África en busca de lugares frescos y cálidos, pues el invierno es muy frío para ellas.

La palabra primavera, viene del latín y significa: “el buen tiempo”, es por eso que la mejor estación del año que más nos gusta es la primavera, por lo hermoso que se ven los campos, los árboles, acompañados de los cantos de los pájaros. En contraparte a esta época del año, tenemos el invierno que se distingue por el frío; la mayoría de los árboles están sin hojas; se escucha muy poco el canto de los pájaros, en fin, podemos decir que se siente un vacío en esta estación del año.

Los amigos “golondrinas” son aquellos que están con nosotros, en la primavera, es decir, en el buen tiempo de nuestra vida; están sólo cuando tenemos abundancia, cuando no necesitamos nada, cuando hay gozo, cuando no hay problemas; cuando tenemos dinero suficiente; etc. Pero cuando llega el invierno a nuestra vida, es decir, cuando llegan a nosotros los problemas, la tristezas, las aflicciones, o se nos presenta alguna necesidad, ellos contestan: “hay arréglatelas tú” y emigran dejándonos solos; y después que llega nuevamente el buen tiempo a nuestra vida, regresan a nosotros, brindándonos nuevamente su amistad. Sin duda que Salomón los describe diciendo lo siguiente: “Las riquezas traen muchos amigos; mas el pobre es apartado de su amigo”.

Este tipo de amigos, eran los que tenía Job. En el capítulo 29, Job nos relata cómo es que él ayudaba a los necesitados, y cómo es que lo respetaban todos, por compartir con ellos, un poco de todo cuanto él tenía. De tal manera que cuando ellos necesitaban algo, venían a él. Pero en el capítulo 40, él nos muestra cómo es que después de su desgracia que tuvo, estos amigos, lo dejaron y se alejaron de él, ahora lo despreciaban burlándose de su condición, lo dejaron sólo en su sufrimiento; pero cuando supieron que Dios lo había prosperado nuevamente, ellos regresan a él, brindándole su amistad (42:11).

Podría seguir mencionando más ejemplos de estos amigos, pero ahora te pregunto a tí, tus amigos con los que te juntas, ¿son amigos golondrinas? Si son creo que no deberías estar con ellos pues no son una buena amistad para tí; o... ¿eres un amigo golondrina? Si lo eres, te invito a que dejes de serlo y seas el amigo verdadero, aquel que está tanto en la primavera como en el invierno. Si quieres tener verdaderos amigos... ¡muéstrate como uno de ellos!

“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempos de angustia”.
“El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo;
y amigo hay más unido que un hermano”
(Prov. 17:17; 17:24)      





Omar Barajas Jiménez